Una inscripción hebrea antigua

Una inscripción hebrea de hace 2.800 años revela un antiguo nombre bíblico Los arqueólogos descubren ahora que el recipiente hallado en Abel Beth Maacah pertenecía a un adorador de Yahvé.