Para poder penetrar en el mundo artúrico y comprenderlo es necesario hablar de los Celtas.

Empecemos por decir que ellos nunca se hubieran llamado así mismo celtas y que este apelativo se los dieron los griegos que los llamaron Κέλτoι, pronunciado keltoi.

En un principio les llamaron Hiperbóreos o gente que vivía más allá del Boreas (viento del norte). Pero más tarde por su manera de ocultarse para luchar les dieron el apelativo de Keltoi que significa algo así como “gente oculta”.

Con esta denominación metieron en el mismo saco a una enormidad de tribus diferentes con diferentes nominaciones y que ocupan diferentes territorios, pero que parecían compartir el mismo panteón de dioses, una cierta afinidad de lenguaje y algunas costumbres y forma de organización.

Hoy en día se considera celtas a un conjunto de pueblos de origen indoeuropeo que se habrían desplazado por toda Europa y una parte de Turquía y el oriente medio.

Aunque también se habla de culturas proto-celtas para designar a los habitantes de esas zonas antes de la expansión celta propiamente dicha.

Para tratar de ordenar esas culturas apiñadas bajo el mismo apelativo  el arqueólogo británico  Andrew Colin Renfrew, Barón de Renfrew de Kaimsthorn, desarrolló la hipotésis que lleva su nombre. En ella, estableció 8 puntos que debían considerarse para poder dar esa denominación. Además Renfrew sostenía la hipótesis anterior, según la cual, los proto-indoeuropeos se habrían extendido físicamente desde el mar negro en todas direcciones para poblar Europa y Asia.

Esta Hipotésis, llamada “de los Kurganes” obedecía sin duda a la idea bíblica, según la cual, la humanidad había nacido en Mesopotamia.

Renfrew desarrollaba que en Europa existían ya pueblos con cultura e idiosincrasia propias que se habrían ido dejando influenciar por las culturas indoeuropeas más que por migración física de éstos gracias a las relaciones comerciales.

El Barón Renfrew basa su clasificación los tipos de Rituales (enterramientos, etc.), la religión y su lengua, o mejor dicho, las raíces etimológicas de éstas.

Este sistema está haciendo que la concepción que se tenía del mundo celta varíe en la actualidad.

 

Actualmente los celtas se dividen en varios grupos principales:

Galos: es la mejor conocida documentalmente gracias a los escritos griegos y romanos, que ocupaba una gran parte de lo que ahora es Francia y que se dividían a su vez en varios sub-grupos.

Lepónticos: en la Galia Cisalpina o lo que hoy es Suiza y Austria

Celtibéricos: Un gran número de tribus que ocupaban lo que hoy es la península Ibérica, esto es España y Portugal. La discusión todavía continúa en torno a si, como se ha enseñado en los colegios durante mucho tiempo, había Celtas en el norte y oeste de la península, Iberos en el este y sur y los Celtíberos eran la mezcla de los dos en la zona central o, por el contrario, como se piensa en la actualidad eran todos Celtiberos, es decir los celtas de Iberia.

Gaélicos: En Irlanda, primero, se expandieron hacia Escocia después. Hay estudios y escritos que afirman que los Celtas Irlandeses provenían de España, de los Milesios o Hijos de Mil.

Britónicos: En Inglaterra, entre ellos están los galeses, córnicos y bretones.

 

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias y ofertas! 😎

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver política de cookies
Privacidad