NEWGRANGE, BRÚ NA BÓINEE, IRLANDA

Una colina artificial esconde este monumento de más de 3.000 años de antigüedad.

Aunque este es el mayor hay más, los de Knowth y Dowth, por ejemplo, que son los más conocidos. Sin embargo, hay cientos de estos monumentos a lo largo de toda Irlanda, un país que todo iniciado debería visitar.

Durante muchos siglos estuvieron tan bien disimulados que los diferentes pueblos invasores de Irlanda situaban allí sus emplazamientos sin suponer siquiera que estaban acampados sobre auténticos centros sagrados de la antigua Irlanda.

Aunque se supone que eran monumentos funerarios por la gran cantidad de restos que se han encontrado en su interior, siempre queda la duda, al igual que ocurre con las pirámides de Egipto.

La visita a New Grange se realiza desde la entrada al recinto en varios autobuses que llegan hasta el pie de los monumentos.

Las construcciones son magníficas. Las puertas de entradas están orientadas a que el primer sol de la mañana entre directamente hasta el fondo del monumento. Las losas exteriores están decoradas con dibujos rúnicos y nos deben querer desvelar sus secretos a los iniciados.

No contamos más, cada cual descubrirá por si mismo los misterios de este paraje.

TARA

A sólo 40 kilómetros de Dublín, en Irlanda, se ubica la Colina de Tara o Teamhair na Rí en gaélico, un lugar sagrado que ha sido eje de la vida política de la isla desde el Neolítico.

La Colina de Tara fue el lugar de coronación de los reyes irlandeses pre-cristianos y es uno de los sitios sagrados de la isla.

En aquellos tiempos no existía una monarquía hereditaria. Los reyes y aspirantes debían ganar en batalla el derecho a ser elegidos como tales. Se dice que unos 142 reyes gobernaron Irlanda desde aquí.

A pesar que no haber sobrevivido ninguno de los edificios de entonces, existen los vestigios de las bases de los mismos en marcas grabadas en la superficie de la colina. Todas las circunferencias y perfiles de antiguas edificaciones se encuentran además incluidas en un extenso círculo en la tierra que data de la Edad de Hierro.

Recorriendo la Colina de Tara, se identifican los anillos de dos fuertes: hacia el este se ubica Teach Chormaic o Casa de Corma y hacia el oeste el Forradh o Asiento Real.

En el centro de este último, se encuentra la Lia Fail o Piedra del Destino (foto), un menhir neolítico que preside esta colina desde hace 4.000 años.

 

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias y ofertas! 😎

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver política de cookies
Privacidad