La Magia más primitiva, la Magia por analogía

Probablemente la primera forma de magia que empezó a utilizar el ser humano es la magia por analogía. Pero… ¿en qué consiste?

Este tipo de Magia se basa en la creencia de que lo similar atrae a lo similar. Parece una tontería, pero no lo será tanto cuando miles o millones años después lo seguimos utilizando.

Para poner un ejemplo conocido de cómo funciona, fijémonos en el Vudú. A grandes rasgos, los magos del Vudú, hacen un muñequito de crea o de otro material, le añaden algo que pertenezca a la persona sobre la que quieran influir (pelos, por ejemplo) y a partir de ahí actúan sobre ella. Lo más conocido por haberlo visto en las películas, es clavar alfileres en distintas partes del muñeco.

Sírvanos esto como ejemplo, pero vamos a cosas más normales.

En la Edad de Piedra, los antiguos habitantes de las cavernas pintaban escenas de caza en las paredes de las cuevas. Aunque lógicamente esto es una hipótesis porque nada nos ha quedado escrito, creemos que estos dibujos debían realizarlos los magos de la época para influir mágicamente en las cacerías y lograr que los cazadores de la tribu consiguieran buena caza.

La más antigua medicina se fijaba en la forma de las plantas para curar las enfermedades o para conseguir uno u otro efecto. Por ejemplo: la Mandrágora, planta altamente tóxica, se utilizaba tanto en rituales mágicos como para la sanación, en la creencia de que su raíz tiene forma humana. La leyenda dice que grita cuando la arrancan de la tierra.

Por otra parte, los primeros sanadores de la especie humana se fijaban en la forma de las hojas, de las flores, etc. para aliviar una u otra dolencia, en función de la forma del órgano que les sugería. Resulta muy curioso que, en nuestros días se ha verificado que, efectivamente, muchas, por no decir la mayoría, de las plantas utilizadas por analogía desde la más remota antigüedad tienen propiedades químicas que actúan sobre la enfermedad para la cual la destinaban.

La más sofisticada de la Magia por analogía es el empleo de símbolos. Estos hablan directamente al subconsciente y, aunque la razón y el cómo se formaron los símbolos se pierde en la noche de los tiempos, todas las personas reaccionan ante ellos de manera similar.

La Magia más elemental, como el empleo de símbolos, piedras o plantas en talismanes o amuletos tiene su base primordial en la Magia por analogía.

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias y ofertas! 😎

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver política de cookies
Privacidad